Pocket Cinema Camera 6K presente en el rodaje de Falcon y el Soldado del Invierno, de Marvel Studios

En Noticiasby detlev

Fremont, California (EE. UU.) – Blackmagic Design anunció hoy el modelo Pocket Cinema Camera 6K se empleó para filmar la deslumbrante secuencia de paracaidismo en el primer episodio de la serie «Falcon y el Soldado del Invierno», producida por Marvel Studios.

Siguiendo la trama de «Avengers: Endgame», Sam Wilson/Falcon (Anthony Mackie) y Bucky Barnes/Soldado del Invierno (Sebastian Stan) se unen en una aventura alrededor del mundo que pone a prueba sus habilidades y su paciencia, mientras luchan contra los Flag Smashers, un grupo que afirma que la vida era mejor durante el Blip. La serie fue dirigida por Kari Skogland.

En el primer episodio, Wilson se enfrenta a un oponente formidable que ha secuestrado un avión sobre Túnez y ha tomado una persona de rehén. La compleja secuencia requería no solo que el personaje de Mackie combatiera aeroplanos y helicópteros, sino que además peleara contra villanos alados mientras estos intentan escapar. A pesar de haber sido todo un desafío, dichas imágenes sientan las bases para el resto de la serie.

El supervisor de efectos visuales Eric Leven trabajó con Skogland al inicio de la producción para diseñar la secuencia, a fin de que resultara llamativa, pero sin preocuparse por la metodología. «En los primeros guiones, ya se mencionaba una batalla aérea con Falcon», comentó Leven, «y quisimos que el personaje se destacara más que en las películas anteriores de Marvel Studios. Los villanos alados fueron el desafío ideal, ya que esto le brindó la oportunidad de perseguir personas, en lugar de aeronaves. En YouTube había varios videos de trajes con alas, y Kari deseaba emplear cámaras sujetas al cuerpo y a los cascos para la secuencia».

Image

El equipo de Leven comenzó a trabajar en la escena durante la etapa previa a la producción. «Diseñamos la secuencia a partir de bocetos conceptuales en primer lugar, y luego pensamos en la manera de filmarla», agregó Leven. «Fue agradable no tener restricciones creativas al comienzo».

Después de haber visualizado la escena, Leven y Skogland hablaron con el coordinador de tomas peligrosas Hank Amos y el director de fotografía PJ Dillon. «Comenzamos a discutir qué se podía realizar de manera práctica y cuáles elementos serían generados digitalmente», indicó Leven.

Amos estaba acostumbrado a las limitaciones de las escenas de paracaidismo en términos de fotografía y quería filmar la escena en el aire. «Diría que no nos guiamos por ninguna pauta a la hora de captar imágenes aéreas de personas con trajes alados», señaló Amos. «Sabía que Marvel Studios no aceptaría el tipo de material grabado habitual en este tipo de tomas. Pero en un traje con alas, cada gramo cuenta. Estos tipos se desplazan a una velocidad de 225 kilómetros por hora, y si un hilo se desprende del traje, lo sienten».

Considerando que el peso y el tamaño serían factores fundamentales, el director de fotografía PJ Dillon empezó a buscar una solución. «Optamos rápidamente por el modelo Pocket 6K», expresó Dillon. A continuación, Amos y Dillon comenzaron a trabajar en los aspectos técnicos del rodaje. Era la primera vez que algo más grande que una cámara de acción compacta se utilizaría en diversas configuraciones, no solo sujeta a un casco. Después de realizar pruebas durante una semana con el paracaidista y coordinador aéreo Travis Fienhage, Amos tenía la certeza de todo podía funcionar bien.

«Kari prefería que la secuencia tuviera un atributo experiencial, por lo cual queríamos sujetar cámaras a los trajes y los cascos, y a su vez captar imágenes con una calidad cinematográfica muy superior», afirmó Dillon. «El modelo Pocket 6K era la opción más lógica por varios motivos, entre ellos la posibilidad de usar objetivos fotográficos livianos de gran calidad, pero principalmente porque podíamos grabar en Blackmagic RAW. Este formato nos brindó un mayor control durante el etalonaje y la creación de efectos visuales. Al configurar la exposición, teníamos bastante certeza de que no perderíamos detalles, sobre todo en las sombras».

Image

«Las imágenes grabadas en Blackmagic RAW se integraron perfectamente con las captadas por las cámaras principales en formato logarítmico», añadió Dillon. «La calidad del sensor del modelo Pocket 6K nos pareció extraordinaria. Prácticamente no había ruido, y tuvimos una gran flexibilidad al realizar ajustes cromáticos. Esto era importante para nosotros, ya que, por razones de peso, no queríamos equipar la cámara con accesorios tales como sistemas de enfoque o controles remotos para el diafragma. La idea era utilizar una exposición de amplio espectro, a fin de captar tanto el cielo brillante como los detalles en las sombras, y el sensor funcionó de maravillas».

Además de la fotografía aérea, la secuencia contiene imágenes de los actores frente a un fondo azul, y el equipo de Leven las combinó a la perfección con las tomas peligrosas y los entornos digitales. «La mayoría de la gente no se da cuenta de que el 90 % de lo que ve fue efectivamente filmado en el aire», dijo Amos. «En la actualidad, los efectos visuales son tan buenos que resulta difícil discernir qué es real y qué fue generado mediante ceros y unos, pero puedo afirmar que gran parte de lo que se aprecia en la pantalla es verdadero, y solo agregamos el paisaje y los cañones durante la posproducción. Al ver a alguien haciendo piruetas junto a los helicópteros, dichas imágenes fueron captadas por una unidad Pocket 6K sujeta a un traje con alas, a la altura del pecho. Lo mismo ocurre cuando los actores vuelan hacia la cámara».

En cuanto a las tomas con fondo azul, el equipo de Leven logró situar el modelo Pocket Cinema Camera 6K en lugares donde habría sido imposible colocar versiones de mayores dimensiones, por ejemplo, en el extremo de una grúa empleada en tomas peligrosas para simular una cámara sujeta al ala de Falcon, lo cual sumó complejidad a la escena. En tal sentido, Leven expresó: «Una de mis partes favoritas es cuando Falcon y uno de los villanos alados se dan puñetazos en el aire mientras caen. Ahí se ven tomas generales y primeros planos de paracaidistas luchando, actores peleando frente a un fondo azul y dobles digitales, todo montado, y no es posible notar la diferencia entre los elementos reales y virtuales».

Amos también se desempeñó como coordinador de escenas peligrosas en éxitos de taquilla, incluidos «Capitana Marvel» y «Pantera Negra». A pesar de estar acostumbrado a trabajos complejos, se mostró impresionado de lo que fueron capaces de lograr en «Falcon y el Soldado del Invierno», particularmente en la escena de paracaidismo, con el modelo Pocket Cinema Camera 6K. «Me sorprendió el rendimiento y la fiabilidad de estas cámaras. Salto tras salto, siempre supimos que podíamos confiar en una calidad y resolución dignas de un proyecto de Marvel Studios».

«Falcon y el Soldado del Invierno» está disponible en Disney+.

Image