Shot Imagery Productions completa el documental End Child Sacrifice con DaVinci Resolve y cámaras Pocket Cinema Camera 4K

En Noticiasby detlev

Fremont, California (EE. UU.) – Blackmagic Design anunció hoy que el cineasta australiano Nick Andrew finalizó su reconocido documental «End Child Sacrifice» con el modelo Pocket Cinema Camera 4K grabando en formato Blackmagic RAW. Además, completó la posproducción, incluida la edición de audio y video, el etalonaje y los efectos visuales, en el programa DaVinci Resolve Studio, en su productora Shot Imagery con sede en Sunshine Coast.

Shot Imagery es una productora digital, la cual brinda una amplia gama de servicios corporativos, cinematográficos y de trasmisión por Internet. La empresa fue fundada por Nick Andrew, un oficial condecorado de las fuerzas especiales, quien viajó por todo el mundo gracias a su trabajo, lo que le permitió ver las mejores y las peores situaciones.

Dichas experiencias lo embarcaron en la creación de artefactos en forma de películas y fotografías, documentando las personas y los lugares que nos rodean. Su trabajo incluye distintos largometrajes aclamados, así como videos corporativos y servicios para transmisiones por Internet. Todo fue realizado mediante una dinámica basada en unidades Blackmagic Design Pocket Cinema Camera 4K, diversos mezcladores ATEM, dispositivos Web Presenter y el programa de posproducción DaVinci Resolve Studio.

Uno de los filmes galardonados llevados a cabo por el estudio fue el documental «End Child Sacrifice». Este cuenta la historia detrás de la práctica del sacrificio de niños y niñas en África Central y sigue la labor de Kyampisi Childcare Ministries (KCM), una organización benéfica pequeña de Uganda, cuya visión es finalizar el infanticidio y la trata de personas en dicho país. Mediante su trabajo, KCM tiene como objetivo brindar asistencia física, emocional y espiritual a niños vulnerables, lo cual les permitirá vivir sus vidas de manera plena, productiva y positiva.

Image

«Shot Imagery existe para contar historias que deben ser contadas. Queremos marcar una diferencia y dejar un legado para las próximas generaciones. A todo el equipo le encanta contar historias que tienen que ser contadas», explicó Andrew. «“End Child Sacrifice” es una de ellas. Nuestro aporte con KCM es una colaboración para hacer que el mundo sea un mejor lugar».

Andrew viajó solo por Uganda en 2019 para capturar la historia de KCM. Tenía que llevar poco equipaje por cuestiones de seguridad, lo que le permitió cargar solo una mochila con una Pocket Cinema Camera 4K y algunos dispositivos de iluminación, audio y almacenamiento.

«El hecho de ser visto grabando esas tomas y hablando con KCM y los niños pudo haber sido muy peligroso para todos nosotros. Tuve que pasar desapercibido, y esta cámara me lo facilitó sin ningún inconveniente cuando era necesario», comentó Andrew.

«Además, tuve que aprovechar las oportunidades cuando se presentaban, lo que implicaba que no tenía el lujo de perder tiempo para asegurarme de contar con una buena iluminación. Debía usar lo que tenía a mano y mucha luz natural. Ahí fue cuando la Pocket Cinema Camera me salvó la vida. Su capacidad en entornos con poca luz y el alto rango dinámico me permitieron lograr tomas que sabía que podía recuperar en DaVinci Resolve», continuó.

Image

Otro de los tantos desafíos que enfrentó Andrew fue que no tenía demasiado espacio de almacenamiento. Pero tampoco podía perderse las oportunidades de capturar el material necesario. Para aprovechar al máximo el almacenamiento y garantizar contenidos de máxima calidad, Andrew optó por grabar en formato Blackmagic RAW.

«Filmamos un poco más de un terabyte de material, y hubiese sido muchísimo más de no haber grabado en Blackmagic RAW con esta cámara», expresó. «Al rodar en RAW, tuvimos la posibilidad de lograr imágenes increíbles; la colorimetría detrás de este modelo y la dinámica de trabajo en Blackmagic RAW fueron una de las características que la hacen la cámara perfecta para directores de documentales».

Asimismo, la edición y el etalonaje de las imágenes en la etapa de posproducción se llevaron a cabo con el programa DaVinci Resolve Studio, a cargo de Ben Knibb, para Shot Imagery.

«Este en un documental muy importante con una historia imponente que tenemos que compartir, pero también queríamos que tuviese una estética cinematográfica. Necesitábamos la calidad suficiente para contar la historia de estos niños y niñas en aislamiento y mostrar un fiel reflejo al público. Pero al mismo tiempo, queríamos mostrar que los que han sido rescatado están progresando bien ahora», comentó Ben.

Image

«Resolve nos ayudó a poder aprovechar al máximo el material que no fue filmado en las mejores condiciones. Con la capacidad de Resolve y el modelo Pocket de capturar los tonos de piel reales y pasar de entornos con mucha luz a a otros oscuros, el espectador puede ver la realidad de esos niños y KCM. Debido a que yo fui el responsable de toda la posproducción, Resolve me permitió alternar entre las tareas de color, edición, efectos visuales y audio dentro de una misma aplicación, lo que facilitó muchísimo la dinámica de trabajo».

«“End Child Sacrifice» y “You Can Save a Child”, otra película de Shot Imagery, han ganado recientemente diversos premios en la competición para productores audiovisuales de Australia Reframe Awards este año. Estos incluyen el premio al mejor etalonaje comercial y el premio principal del evento por “End Child Sacrifice”».

«Ben y yo estamos muy orgullosos por este reconocimiento, dado que competimos contra una gran cantidad de agencias cuyos presupuestos superan ampliamente cifras de cinco dígitos. Realmente es sorprendente. Casualmente, también fuimos responsables de transmitir la presentación de los premios en directo por Internet, para lo cual usamos varios productos de Blackmagic», concluyó Andrew.