URSA Mini Pro 4.6K G2 y DaVinci Resolve Studio presentes en la realización del galardonado largometraje BAB

En Noticiasby detlev

Fremont, California (EE. UU.) – Blackmagic Design anunció hoy que el nuevo drama psicológico «BAB» se filmó con una cámara cinematográfica digital URSA Mini Pro 4.6K G2, mientras que su etalonaje y los efectos visuales se llevaron a cabo con DaVinci Resolve Studio. El largometraje se estrenó durante la pasada edición del Nightmare Film Festival, donde obtuvo premios por la fotografía y como mejor película en general.

Con una localidad a punto de convertirse en un pueblo fantasma durante la década del 50 como telón de fondo, el largometraje dirigido por Joe DeBoer y Kyle McConaghy gira en torno a la creencia errónea de los estadounidenses de que esa fue la mejor época del país, según los políticos en la actualidad. La película trata algunas de las nociones culturales que las generaciones previas experimentaron a lo largo de esos años, por ejemplo, la cultura del búnker a principios de la Guerra Fría, y explora cómo una amenaza nuclear se ve potenciada en un pueblo aislado bajo el liderazgo de un moralista.

DeBoer y McConaghy querían lograr un estilo específico que resultara familiar para quienes han mirado películas y material grabado de la década del 50. No obstante, en vez de mostrar entornos suburbanos idílicos, como en la mayoría de los largometrajes de esa época, se enfocaron en comunidades empobrecidas y filmaron cerca de lagos contaminados, haciendas de aspecto ruinoso y edificios olvidados en los alrededores de Los Ángeles.

Image

Para lograr esta apariencia específica con un presupuesto limitado y en muy poco tiempo, decidieron recurrir al modelo URSA Mini Pro 4.6K G2, tanto por su rango dinámico como por la flexibilidad que ofrece durante la posproducción.

«La nostalgia popular de esa época siempre me pareció un tanto infundada. Evidentemente, fueron buenos tiempos solo para unos pocos y de maneras muy específicas, por lo cual creímos que sería interesante plasmar esta idea en una película con la apariencia de un largometraje independiente del estilo de Hitchcock, grabado en 16 mm en 1954», explicó McConaghy.

El equipo se esforzó por encontrar exteriores que evocaran y resaltaran la sensación de un mundo utópico perverso. «En una semana, pasamos de estar rodeados de esqueletos de pájaros y peces en estado de descomposición en el mar de Salton, a filmar en haciendas infestadas de roedores en el Valle de San Fernando, así como en un recinto de pruebas de armas militares cerrado por sus altos niveles de toxicidad, pero ciertamente esto nos ayudó a transportarnos a un ámbito totalmente distinto», señaló DeBoer.

El equipo de producción no solo escogió el modelo URSA Mini Pro 4.6K por las imágenes que permite lograr, sino también porque resulta económico.

Image

«Con un precio inferior a 5000 dólares, nos brindó la posibilidad de captar todos los entornos de la película sin gastar demasiado. Es una muy buena oferta, y gracias a ello pudimos destinar el poco dinero con el que contábamos a lo que estaba frente a la cámara», indicó McConaghy. «Compramos una de estas unidades en 2017 y la empleamos a principios de este año con el propósito de grabar tomas adicionales. Nos proporcionó la flexibilidad necesaria para filmar cuando quisiéramos y soportó no solo días de 45 ºC, sino también golpes contra esqueletos de peces muertos en el mar de Salton. Es sumamente robusta, y las imágenes lucen estupendas. No hubiéramos podido hacer la película sin esta cámara».

El material grabado se etalonó en DaVinci Resolve Studio, a fin de lograr la apariencia cruda de los años 50. En tal sentido, las funciones de granulosidad y desenfoque del objetivo que ofrece el programa se emplearon constantemente durante la posproducción. A su vez, se utilizaron las herramientas para efectos visuales con el propósito de eliminar elementos modernos de las tomas.

«Ningún otro programa nos proporcionaba las opciones de etalonaje necesarias para lograr el estilo específico que queríamos», afirmó McConaghy. «Buscábamos un punto intermedio entre “The Texas Chainsaw Massacre” y “Marnie”, y la flexibilidad que ofrecen los archivos RAW grabados con el modelo URSA Mini Pro, combinada con las herramientas de DaVinci Resolve, nos proporcionó una amplia variedad de alternativas. La retención de detalles en las partes más luminosas de la imagen es increíble».

Image