Nuevo episodio del fenómeno de YouTube Chalk Warfare creado con productos de Blackmagic Design

En Noticiasby detlev

Fremont, California (EE. UU.) – Blackmagic Design anunció hoy que «Chalk Warfare 4.0», el nuevo episodio de la popular serie transmitida por YouTube, fue creado en su totalidad con productos de la empresa, entre los que se destacan las unidades URSA Mini Pro 4.6K G2 y Pocket Cinema Camera 4K, empleadas para rodar en formato Blackmagic RAW, y el programa DaVinci Resolve Studio, que se utilizó en la posproducción.

El concepto de la serie es simple: varios equipos usan tizas para dibujar armas inspirándose en videojuegos populares y otros contenidos mediáticos. Estas se tornan reales al tomarlas de la pared, y la guerra comienza. En el primer episodio, solo había cuatro participantes en un parque, pero para el tercero, la serie ya contaba con 12 jugadores luchando en un depósito postapocalíptico y dibujando portales espaciales, armas energéticas y hasta un traje similar al de Iron Man.

Diez años después de emitirse el primer episodio, «Chalk Warfare» ha sido vista más de 125 millones de veces. Durante este tiempo, el equipo de producción encontró diversas maneras de optimizar la calidad mediante el uso de nuevas tecnologías. «Una de las cosas que mejoró muchísimo de la apariencia de Chalk 3.0 fue que reemplazamos nuestras DSLR por unidades Blackmagic Cinema Camera 2.5K», comentó Wickert. «Esto nos permitió lograr un estilo más cinematográfico».

Al comenzar a planificar «Chalk Warfare 4.0», el equipo consideró que era necesario avanzar no solo en la historia, sino también en la tecnología utilizada para narrarla. Uno de los aspectos fundamentales fue recurrir nuevamente a los productos de Blackmagic Design. «Trabajar con estos equipos siempre ha sido una experiencia fantástica», señaló Wickert. «Ofrecen una calidad y un rendimiento increíbles a un precio competitivo. Hemos logrado mejorar la apariencia de los episodios al captar un rango dinámico más amplio y contar con más opciones durante la posproducción».

El productor Micah Malinics se mostró entusiasmado de poder trabajar con las cámaras más nuevas. «Siempre me ha fascinado la tecnología de Blackmagic, desde que descubrí sus productos cuando estaba en la universidad. No tuve oportunidad de usarlos hasta que el modelo URSA Mini Pro 4.6K salió al mercado, pero me sorprendió la calidad de imagen que ofrecía en un tamaño compacto y a un precio tan económico. Como productor, sabía que sería algo revolucionario para quienes crean contenidos que se emiten por YouTube».

Durante la producción, se emplearon unidades URSA Mini Pro 4.6K G2 y Pocket Cinema Camera 4K, y la flexibilidad de estos modelos permitió que el equipo fuera más eficiente. «Usábamos dos cámaras para rodar las escenas de acción más importantes», explicó Malinics. «A veces, nos dividíamos en dos grupos a fin de aprovechar el día, puesto que en algunos exteriores solo contábamos con un plazo de 24 horas para llevar a cabo el rodaje. El modelo URSA Mini Pro también nos brindó la posibilidad de recurrir a algunos de los objetivos y accesorios cinematográficos que ya teníamos, con lo cual logramos mejorar aún más la calidad de este proyecto. Por otra parte, utilizamos el modelo Pocket Cinema Camera 4K para cubrir lo que sucedía tras bastidores. Es muy versátil, y la calidad de imagen es similar a la del material rodado con las URSA Mini Pro».

Image

El nivel de complejidad durante la producción de «Chalk Warfare 4.0» fue aún mayor, con tomas rodadas en Los Ángeles y Carolina del Sur, y hasta una unidad aérea para grabar imágenes de paracaidismo. «Una de las mejores cosas de los productos de Blackmagic es la flexibilidad que ofrecen. Podíamos rodar en el set de manera convencional con los modelos URSA Mini Pro y luego sujetar unidades Pocket Cinema Camera a los paracaidistas con la certeza de que la apariencia del material grabado con unas y otras coincidiría totalmente. La calidad de los productos de Blackmagic es consistente. No podríamos haberlo hecho con equipos de otras marcas».

Una de las ventajas de rodar con productos de Blackmagic Design fue el uso del formato Blackmagic RAW. «Esto nos permitió mejorar muchísimo la apariencia de las imágenes», agregó Wickert. «Al grabar en exteriores, casi no usamos luz artificial. No obstante, el rango dinámico del formato Blackmagic RAW nos brindó distintas opciones. Esto me gustó mucho, ya que suelo filmar sobre la marcha, sin demasiados preparativos, pero aún así contábamos con la información necesaria para destacar los detalles a la hora de realizar el etalonaje. Fue bueno tener la tranquilidad de que no habría problemas en las zonas más claras de las imágenes, y de esta forma pude concentrarme en el rodaje y filmar con mayor rapidez».

Dada la abundancia de efectos visuales en el proyecto, era fundamental que el material grabado tuviera la mejor calidad posible. «Blackmagic RAW fue la solución ideal, ya que nos permitió captar toda la información necesaria con respecto al color y los pixeles de una forma viable desde un punto de vista logístico y económico, sin que fuera preciso contar con varios terabytes de almacenamiento», expresó Malinics. «Poder utilizar toda esa información captada por el sensor 4.6K y reproducir las imágenes en DaVinci Resolve Studio al instante, sin necesidad de recurrir a archivos proxy, facilitó bastante todo el proceso. Quienes creamos contenidos para YouTube tendemos a trabajar de manera rápida y a veces un tanto desprolija, pero Blackmagic RAW nos permitió hacerlo deprisa, mediante una dinámica sencilla y con un rango dinámico mucho más amplio que el que lográbamos captar anteriormente con nuestras cámaras DSLR».

La posproducción se llevó a cabo mayoritariamente en DaVinci Resolve Studio, y según Wickert, el programa es rápido y eficiente. «Uno de los principales problemas que hemos tenido es que las diversas aplicaciones que usamos para editar no aprovechaban al máximo la capacidad de nuestros equipos informáticos. Puede que tengas dispositivos excepcionales, pero el software no utiliza todos sus recursos. Este episodio combina una gran cantidad de escenas de acción con muchas imágenes computarizadas, de manera que era esencial contar con un programa de edición que pudiera procesar todo el material sin problemas. Resolve tiene esta capacidad y ha facilitado muchísimo nuestra dinámica de trabajo».

«Chalk Warfare» incluye no solo lugares inusuales y secuencias alocadas, sino también una gran cantidad de animaciones computarizadas que son fruto del trabajo realizado por Wickert y Brendan Forde, especialista en efectos visuales, así como por diversos artistas de todo el país. El proyecto requirió el uso de funciones de seguimiento tridimensional, partículas y dinámica de fluidos. Forde fue responsable de llevar a cabo el seguimiento de las armas, mientras que Wickert se encargó de las secuencias en 3D y de la integración de los dibujos hechos con tiza.

Image

Las composiciones se realizaron en el módulo Fusion de DaVinci Resolve. «Su estructura nodal es muy útil», indicó Forde. «En un proyecto como este, donde había tantas tomas en las que se empleaban métodos de composición similares, precisábamos intercambiar recursos con rapidez y realizar un seguimiento de datos para reemplazar las armas y agregarlas a las nuevas imágenes».

Gracias a las herramientas de Fusion, fue muy fácil agregar tomas nuevas, reproducir las secuencias y asegurarse de que combinaran con el resto del material grabado. «Podíamos trabajar en Fusion, luego hacer clic en el módulo Edición y ver las imágenes en colores y con sonido si queríamos. Fue como montar la versión final desde el primer día, en vez de procesar archivos de baja resolución y esperar a terminar para ver si todo quedaba bien».

Dado que Wickert y Leigh realizaron trabajos de realidad virtual entre un episodio y otro de «Chalk Warfare», les pareció apropiado integrar este aspecto en la nueva entrega de la serie. Mediante una plataforma para cámaras virtuales que incluía un monitor Blackmagic Video Assist 4K, Wickert logró integrar el material grabado en exteriores con el modelo URSA Mini Pro 4.6K G2. «Un ejemplo de ello es la escena en la que el robot atraviesa la pared. Pudimos combinar las imágenes escaneadas con la animación y realizar el rodaje en la oficina, reaccionando según lo que veíamos en el monitor montado en la plataforma. Esto nos permitió lograr movimientos de cámara realistas que ayudaron a que las animaciones computarizadas resultaran mucho más convincentes».

Con el lanzamiento de «Chalk Warfare 4.0», Wickert y Leigh están listos para llevar a cabo nuevos proyectos, aunque su trabajo en la serie continuará siendo una fuente de inspiración a la hora de cumplir futuros objetivos. «Queremos seguir realizando proyectos que nos apasionen y que entretengan a los espectadores», expresó Wickert. «Todas estas herramientas, desde la realidad virtual y las imágenes tridimensionales hasta las cámaras de Blackmagic y DaVinci Resolve, nos ayudan a crear secuencias inmersivas y experiencias más cautivadoras».

«Chalk Warfare 4.0» se estrenará el próximo 16 de julio en YouTube.

Image