UpChord Music transmite cursos en línea con mezcladores ATEM Mini Pro

En Noticiasby detlev

Pekín (China) – Blackmagic Design anunció hoy que UpChord Music, una escuela de capacitación para producciones musicales con sede en Pekín, ha transmitido sus cursos para estudiantes de todo el mundo con distintos mezcladores ATEM Mini Pro y ATEM Mini.

Fundada en 2016, UpChord Music se dedica a brindar capacitación sobre producciones musicales, dentro de la que se encuentran arreglos, composición, banda sonora y diseño de sonido para aquellas personas que quieren ser profesionales en esta disciplina.

UpChord no es como otras escuelas tradicionales, en las que los docentes tocan el teclado y no todos los estudiantes tienen la posibilidad de ver las manos, o los maestros no pueden escribir las notas musicales en el pizarrón mientras improvisan en el piano. A fin de solucionar estos tipos de problemas, UpChord emplea un sistema desarrollado internamente, JoyChord, el cual captura las manos y los dedos del docente, los convierte en notas musicales y las muestra en pantallas, todo en tiempo real.

«No ofrecíamos clases en línea hasta que, en 2019, la Academia de Teatro de Shanghái nos pidió que le enseñáramos a sus estudiantes actuación musical, debido a que no queríamos perder mucho tiempo viajando entre Pekín y Shanghái», comentó Zhiheng Wang, fundador de UpChord Music.

Cuando empezamos con las clases en línea, la preocupación principal de UpChord era asegurarse de que la calidad de enseñanza fuese la misma que la de las clases en aula. «Las clases por Internet no son simplemente llamadas por videoconferencia. Como una instalación profesional para la capacitación musical, necesitamos mostrarles a nuestros estudiantes imágenes HD 1080p con sonido estéreo de calidad óptima y baja latencia, lo cual no sería posible al utilizar un teléfono inteligente o una cámara web».

Image

Con la ayuda de ex alumnos de la Universidad de Comunicaciones de China, en la cual la mayoría de los estudiantes graduados son profesionales en las industrias del cine y la teledifusión, Wang creó un sistema de enseñanza en línea al combinar el método JoyChord con un mezclador audiovisual.

«El primer mezclador audiovisual que usamos costó más de 15.000 dólares y ofrecía compatibilidad con formatos 1080i60. Pero nos dimos cuenta de que las imágenes entrelazadas no cumplen con nuestros requisitos, debido a que las líneas en las notaciones musicales aparecen movidas en este tipo de formato. Descubrimos una solución a este problema, pero pronto nos percatamos de que las partituras no tenían un aspecto agradable. Por lo tanto, empezamos a buscar un mejor mezclador compatible con el formato HD 1080p».

«Además, queríamos que fuese lo más compacto posible, dado que la idea era tener la oportunidad de ponerlo en una mochila y llevarlo a cualquier lado donde tuviésemos que hacer presentaciones en distintas universidades y escuelas. Elegimos el modelo ATEM Television Studio HD de Blackmagic Design, el cual es compatible con formatos 1080p y es tan compacto que, junto con el grabador HyperDeck Studio Mini, solo ocupan una unidad de bastidor».

«Cuando anunciaron el ATEM Mini, superó todo lo que creía que un mezclador tan pequeño podía ofrecer. Además, lo que más me llamó la atención fue la posibilidad de convertir y sincronizar fuentes automáticamente, lo cual es ideal para principiantes. Basta con conectar los cables y el dispositivo se encarga del resto. Incluso las herramientas de audio son excepcionales. Por lo tanto, lo compramos sin ningún tipo de duda».

El lanzamiento del nuevo modelo ATEM Mini Pro le llamó la atención nuevamente en abril, cuando se incorporaron prestaciones innovadoras, tales como la transmisión en directo por Internet, la grabación en formato H.264 y la supervisión simultánea de imágenes. «Lo añadimos a nuestra dinámica de trabajo también. La manera de operarlo es igual a la del ATEM Mini original. Cuando se los dimos a nuestros docentes, quienes venían transmitiendo por Internet con el ATEM Mini, rápidamente se familiarizaron con el nuevo modelo».

Image

«Ambos modelos permiten guardar ajustes predeterminados, incluida la transmisión en directo y las imágenes superpuestas, lo que simplifica nuestro trabajo sobremanera».

Para una típica clase en línea de UpChord, se emplean tres señales: la interfaz del usuario de DAW, la del sistema JoyChord compuesta por un teclado virtual y notaciones musicales generadas en tiempo real, y la señal de la cámara en directo que captura el teclado que el docente está tocando, la cual se envía a un procesador multimedia que combina las tres señales. A continuación, las imágenes compaginadas y la señal en directo del docente frente a un fondo verde se transmiten al mezclador ATEM Mini Pro, donde se superpone el video del profesor a la imagen compaginada mediante el compositor por crominancia, mientras que se añade el logotipo del canal con la función de superposiciones posteriores.

El audio estéreo luego se integra a la señal HDMI, la voz del docente es detectada por el micrófono como sonido mono y se envía al mezclador mediante la entrada MIC.

El programa se envía a un equipo informático, el cual cuenta con la aplicación Zoom mediante una conexión USB-C, que permite la interacción en tiempo real así como el audio estéreo e imágenes HD.

«Con esta solución de enseñanza en línea creada con el modelo ATEM Mini Pro, cuando el brote del coronavirus obligó a la mayoría de las instituciones a pausar sus clases, tuvimos la posibilidad de trasladar todos los cursos en línea de inmediato. La transmisión en directo también nos ayudó a saltar las barreras geográficas, lo que permitió que más docentes excepcionales de todo el mundo se unieran mediante Internet y compartieran con sus estudiantes más contenido de óptima calidad y mayor diversidad», concluyó Wang.

Image