"Alifu, the Prince/ss" filmada con URSA Mini 4.6K

“Alifu, the Prince/ss” filmada con URSA Mini 4.6K

En Noticias by Fernando Ulloa Muñoz

Pekín – 20 de agosto de 2018 – Blackmagic Design anunció hoy que la película «Alifu, the Prince/ss», ganadora de un premio en el Festival de Cine de Taipéi, fue filmada con una cámara URSA Mini 4.6K y etalonada por la colorista Zoe Chang con DaVinci Resolve Studio y un dispositivo DaVinci Resolve Advanced Panel.

Bajo la dirección de Yu-lin Wang y el responsable de fotografía Pan-yun Wang, el largometraje protagonizado por Utjung Tjakivalid, Yi-lan Chao, Pong Fong Wu y Chu-seng Chen cuenta la historia de Alifu, un estilista de 25 años que se debate entre cumplir su sueño de convertirse en mujer o asumir la jefatura de una tribu nativa liderada por su padre, dado que él es su único hijo. El film fue uno de los nominados al mejor guion original en el Festival de Cine de Taipéi de 2017 y resultó ganador en la categoría mejor actor de reparto. Asimismo, fue seleccionado para participar en el 30.º Festival Internacional de Cine de Tokio.

Con un presupuesto de tan solo 250 000 dólares para todo el proyecto, el director Yu-lin Wang necesitaba una cámara cinematográfica digital que fuera económica y capaz de grabar imágenes de alta gama. Como había utilizado los modelos Blackmagic Production Camera 4K y Blackmagic Cinema Camera durante mucho tiempo, confiaba en la calidad de los productos de Blackmagic y decidió recurrir a la versión URSA Mini 4.6K para filmar la película.

«Además de las funciones excepcionales que ofrece y su precio razonable, el tamaño de esta cámara es ideal para mí, y no se siente pesada cuando te la pones al hombro. A pesar de que muchas escenas interiores se rodaron en bares y edificios viejos de Taipéi, donde el espacio era limitado, me resultó muy fácil moverme de un lado a otro, siguiendo a los actores, o colocar la unidad en un baño pequeño o sobre un mostrador», señaló Pan-yun Wang.

Para ahorrar dinero, el equipo de producción decidió aprovechar al máximo la luz natural y prescindir del uso de luces artificiales, en la medida de lo posible. Estas solo se emplearon cuando estaba muy oscuro. En las escenas nocturnas, apenas se iluminaron zonas específicas, de modo que la mayor parte del material grabado carecía de luminosidad.

«El director quería filmar una película de gran calidad con un presupuesto bajo. A pesar de haber trabajado en intermedios digitales durante muchos años, para mí, esto suponía un reto colosal», indicó Chang.

Después de ver en DaVinci Resolve Studio el material grabado con el modelo URSA Mini 4.6K en formato RAW, la colorista comprendió por primera vez cuál era la idea del director. «Gracias a los 15 pasos de latitud, pude apreciar en las luces y las sombras detalles ocultos que podían recuperarse. En particular, me sorprendieron un par de escenas interiores rodadas junto a una ventana, donde la luz provenía desde atrás. Nunca había trabajado con una cámara cinematográfica digital de alta gama capaz de captar lo que se ve a través de una ventana en estas condiciones», manifestó.

Por otra parte, Chang habló sobre el estilo del largometraje. «No quería que el negro adoptara una tonalidad verdosa, dado que el rostro del personaje principal luciría sucio, especialmente porque Alifu es un aborigen taiwanés cuya tez es más oscura, y además por la falta de luz en la mayoría de las escenas». «Al mismo tiempo, Alifu es transexual y se desempeña como estilista, una profesión dedicada a la belleza. Por esta razón, quería contribuir a la imagen del personaje, que es sensible y sentimental, con tonos de piel cuidados y colores intensos».

«A la hora de establecer la apariencia de la película, le mostré al director tres tonalidades distintas. En la primera, el color negro tenía un matiz marrón rojizo, mientras que los tonos intermedios presentaban colores neutros con un tinte azulado, a fin de que los personajes se distinguieran del fondo. En la segunda, resalté un poco más dichos colores, y en la tercera opté por un tono neutral, con mayor naturalidad».

El director escogió la segunda de ellas para todas las escenas diurnas interiores y exteriores. Sin embargo, la película incluye tres historias principales: la de Alifu y su compañera de cuarto, de aspecto y comportamiento masculino; la del empleado público travesti; y la de la dueña del bar, que es transexual, y el plomero del que está enamorada. En consecuencia, Chang continuó realizando ajustes según el tipo de escena.

A modo de ejemplo, la colorista explicó: «En las escenas de gran pasión, añadí más púrpura. En las del bar, gracias a las Power Windows de DaVinci Resolve Studio, pude aumentar la saturación de los colores de las luces en zonas específicas, a fin de que la imagen coincidiera con la música embriagante. En los planos del hospital predomina una tonalidad azul grisácea, mientras que en las escenas nocturnas interiores, agregué un azul oscuro a las ventanas y las áreas en torno a las mismas, y a su vez resalté los matices cálidos cerca de las fuentes de luz para incrementar la profundidad de espacio. Por su parte, en la estación de tren y en las tomas junto al mar, así como en aquellas donde aparece el hijo de Alifu y su compañera de cuarto, destaqué la calidez de las zonas más brillantes».

«Cuando Alifu regresa a la tribu para la ceremonia de sucesión hereditaria, después del cambio de sexo, sustituí la tonalidad marrón rojiza de las sombras por una más azulada, con el propósito de contrarrestar la vestimenta roja tradicional. A fin de no afectar el color de los labios, aislé y resalté distintos colores en las prendas y los tocados. En tal sentido, las Power Windows de DaVinci Resolve Studio y sus herramientas de seguimiento resultaron de gran utilidad y me permitieron ahorrar muchísimo tiempo».

Con respecto al máster digital de la película, Pan-yun Wang comentó: «Zoe retocó cada fotograma con gran destreza para que el espectador pudiera apreciar todos los detalles y colores. En particular, en el caso de las prendas y los tocados de Alifu en la ceremonia de sucesión, la combinación de los tonos intensos con las zonas brillantes y oscuras se presentó de una forma muy precisa. No solo es una colorista sumamente hábil al etalonar éxitos de taquilla, sino también una bendición en las producciones de bajo presupuesto».

Acerca de Zoe Chang

Zoe Chang es una colorista taiwanesa con 20 años de experiencia en másteres digitales para largometrajes, anuncios publicitarios, videoclips y documentales.

En la actualidad, trabaja de forma independiente para productoras y postproductoras de gran envergadura, entre las que se destacan Digital Domain (China), ACTION 100 Universal Studio, CPOO, CITIC, DW, Kantana Post Production (Tailandia) y Modern Cinema.

White 2: El origen de la justicia», «Cook Up a Storm» y «End of Summer».

Acerca de Blackmagic Design

Blackmagic Design ofrece la mejor calidad en productos para la edición de imágenes, cámaras cinematográficas, sistemas de corrección cromática, conversores de formatos, monitores, matrices de conmutación, mezcladores para producciones en directo, grabadores digitales, escáneres de películas e instrumentos para el análisis de señales, destinados tanto a posproductoras como a la industria del cine y la televisión. Las tarjetas DeckLink para la captura de contenidos audiovisuales han generado una revolución en materia de rendimiento y rentabilidad, mientras que los productos DaVinci para el etalonaje digital han sido galardonados con un Emmy® y lideran el sector televisivo y cinematográfico desde 1984. Blackmagic Design continúa creando soluciones innovadoras que incluyen dispositivos con tecnología SDI 6G y 12G, así como dinámicas de trabajo para proyectos estereoscópicos tridimensionales y con calidad UHD. Fundada por los ingenieros y editores más destacados en el ámbito de la posproducción, la empresa cuenta con oficinas en el Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Singapur y Australia. Más información en www.blackmagicdesign.com.