Película

Película “The Sower” realizada con BMPCC y DaVinci Resolve

En Noticias by Fernando Ulloa Muñoz

Tokio, Japón – 21 de junio de 2017 – Blackmagic Design anunció hoy que el modelo Pocket Cinema Camera ha sido la unidad principal para filmar «The Sower», la galardonada película de Yosuke Takeuchi. El etalonaje y la digitalización del material se realizaron en el estudio Tokyo Laboratory LTD (Togen) empleando el programa DaVinci Resolve Studio y el escáner Cintel.

«The Sower» es el primer largometraje del cineasta Yosuke Takeuchi y el director de fotografía Kentaro Kishi, quien a su vez interpreta el papel principal. La película narra la historia de Mitsuo, que tras limpiar escombros del terremoto que azotó la región de Tohoku en marzo de 2011, tuvo que ser hospitalizado por ansiedad y trastornos mentales. Después de tres años, el protagonista es capaz de abandonar el hospital, visitar a su hermano y conocer a sus sobrinas, Chie e Itsuki, encontrando, finalmente, un poco de paz. Sin embargo, esta tregua no durará mucho y su mundo volverá a ser destruido por otra catástrofe.

El largometraje fue rodado con cuatro Blackmagic Pocket Cinema Camera como unidades principales. Solo la última escena fue filmada con una cámara cinematográfica de 35 mm, mientras que las imágenes se digitalizaron en Togen con un escáner Cintel en tiempo real. La corrección cromática de todo el material grabado se realizó con DaVinci Resolve Studio.

Kishi dice: «Algunos de los actores eran niños y quería que actuasen de manera natural, por lo que traté de eliminar, en la medida de lo posible, todo el nerviosismo que una grabación puede suscitarles. La mejor opción fue el modelo Pocket Cinema Camera, ya que pude pasar desapercibido. Su tamaño es similar al de un teléfono inteligente y, aún así es capaz de grabar contenido RAW. Es una cámara revolucionaria para cineastas independientes como nosotros».

«Cuando Kishi, el director de fotografía, y yo visitamos la región devastada por el terremoto, a pesar de la desolación del terreno, encontré un girasol en la orilla del mar. Fue mi inspiración para este proyecto. En un principio, mi intención era rodar en formato de 16 mm, pero nuestro presupuesto era muy bajo. En ese momento, Kishi y Hoshiko, el colorista, me recomendaron grabar con esta cámara, ya que además de ajustarse a nuestros requisitos económicos, su resultado es similar al de una película de 16 mm. Asimismo, plantamos girasoles en toda la zona del desastre y rodamos allí los exteriores. Quería capturar el mismo tipo de sensación que cuando vi esa planta en 2011, y sobre todo, el poder de la naturaleza. En consecuencia, decidí filmar en cinta de 35 mm tan solo la última escena», afirma Takeuchi.

En la película de 35 mm, rodamos el florecimiento de un girasol, y enviamos estas imágenes a Togen. El estudio se encargó de su digitalización y etalonaje empleando el escáner Cintel y el programa DaVinci Resolve Studio, respectivamente. Takemitsu Hoshiko, el colorista de Togen, continúa: «Tanto el escáner como la cámara son de Blackmagic, de modo que el contenido grabado y el material digitalizado tenían un aspecto muy similar, a pesar de que se obtuvieron desde diferentes dispositivos. Ambos contenidos se complementan muy bien y, en su unión, no se produce ningún defecto que llame la atención. Fue un gran éxito para esta película».

«Sabía que quedaría muy bien. Lo que más me sorprendió fue la capacidad de la cámara para conseguir un aspecto cinematográfico profesional. Filmamos en formato RAW, puesto que la calidad de la película era nuestra prioridad, y comprendí lo que este dispositivo era capaz de hacer», dice Kishi.

«Como colorista, el rango dinámico es más significativo que la resolución, así que los 13 pasos fue una gran ventaja para este largometraje. No disponíamos de mucha luminosidad a la hora del rodaje, de modo que muchas de las tomas tenían poca luz y esto lo compensé en el etalonaje. Utilicé la herramienta para ajustes RAW de la cámara, a fin de aplicar en cada una de las escenas la interpolación cromática, y poder etalonarlas posteriormente. Gracias a esta opción, pude controlar el color de una forma más natural. Cuando se ilumina una imagen, generalmente el contraste es mayor y los negros se vuelven grisáceos. Sin embargo, el material grabado tenía suficiente rango dinámico, por lo que lo aclaré manteniendo su naturalidad y sin perder las condiciones de luz originales».

En el estudio de Togen, tanto los equipos Mac como Linux cuentan con DaVinci Resolve Studio, los cuales se emplean según lo requiera cada proyecto. «Utilizamos el sistema operativo Linux cuando trabajamos con una calidad 4K o superior, mientras que para este trabajo escogí Mac. En mi opinión, debido a todas las actualizaciones del programa, Resolve brinda la posibilidad de trabajar cada vez mejor con unidades de procesamiento gráfico», concluyó Hoshiko.

Acerca de Blackmagic Design

Blackmagic Design ofrece la mejor calidad en productos para la edición de imágenes, cámaras cinematográficas digitales, sistemas de corrección de color, conversores de formatos, monitores, matrices de conmutación, mezcladores para producciones en directo, grabadores digitales, instrumentos para el análisis de señales y programas de restauración cinematográfica, tanto para estudios de posproducción como para la industria del cine y la televisión. Las tarjetas DeckLink para la captura de contenidos audiovisuales han generado una revolución en materia de calidad y rentabilidad, mientras que los productos DaVinci para el etalonaje digital han sido galardonados con un Emmy® y han liderado la industria cinematográfica y televisiva desde 1984. Blackmagic Design continúa creando soluciones innovadoras que incluyen productos con tecnología SDI 6G y 12G, así como dinámicas de trabajo para proyectos estereoscópicos tridimensionales y con calidad UHD. Fundada por los ingenieros y editores más destacados en el ámbito de la posproducción, la empresa cuenta con oficinas en el Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Singapur y Australia. Más información en www.blackmagicdesign.com/mx